Consejos para circular más seguro en poblaciones

No se puede ir paralelo. Por carretera sí podemos circular un ciclista junto a otro, pero en vías urbanas no. Todos lo hacemos y sabemos que es más seguro que circular en fila, pero está prohibido y es sancionable.

En fila sí. Aunque nos resulte más aburrido porque no podemos hablar con nuestros compañeros de ruta, en ciudad debemos circular uno detrás de otro.

No te pegues a la derecha. En cualquier momento el conductor o un pasajero pueden abrir la puerta del coche sin mirar y provocar un accidente.

Por el centro del carril. Así controlaremos mejor los imprevistos, como el peatón de la foto que cruza la calzada justo cuando pasamos ¡Qué casualidad! Por lo menos nos ha visto.

Respeta los semáforos. Además de ser muy peligroso, los peatones tienen derecho a cruzar sin sobresaltos. También te puede caer una buena multa.

Espera a que se ponga verde. Mientras tanto podemos hablar con otros ciclistas, observar el tráfico o los edificios… y evitaremos sanciones.

La acera no es para las bicicletas. Respeta las zonas peatonales, no vayas haciendo eses entre viandantes asustándolos. Te pueden -y deberían- multar.

En zonas peatonales, bájate de la bici. Es la única forma de no crear situaciones de peligro al colectivo más vulnerable: los peatones.

Respeta el carril bus y taxi. Además de estar prohibido circular por el, te caerá encima la ira de los “profesionales del volante”. Evítalo.

Circula por el carril contiguo al de bus y taxi. Los pasajeros del transporte público lo agradecerán. Evitarás diálogos de besugo con taxistas y discusiones bizantinas con conductores de autobuses. Curiosamente, los motoristas nunca protestan.

CONSEJOS PARA SOBREVIVIR EN LA JUNGLA URBANA

1 hay que llevar luz delantera, trasera y una prenda refelectante en túneles y por la noche. Además de obligatorio, es altamente recomendable para que nos vean otros usuarios de la vía. Excepto si se indica lo contrario, podemos utilizar los túneles igual que cualquier otro vehículo.

2 Señaliza las maniobras. Al no tener las bicicletas intermitentes debemos indicar nuestros giros con las manos. Nos ahorraremos disgustos si los que vienen detrás de nosotros saben hacia dónde queremos ir.

3 Hay que tener paciencia. Nadie es perfecto, todos cometemos infracciones. Unos por desconocimiento, otros por prisas -como el repartidor suicida de la foto, que va por la calzada- y por egoísmo o mala educación.

4 Cuidado con los vehículos mal aparcados. Es uno de las infracciones más comunes en las ciudades, el aparcamiento en doble fila o en lugares no permitidos. Esquívalos con cuidado y vigilando que no viene nadie por el carril contiguo. Ojo, también pueden abrirnos la puerta.

5 No te pongas nervioso si te acosan mientras circulas. A todos alguna vez nos han pitado o se han pegado en exceso a nuestra rueda trasera. No caigas en su trampa, actúa con normalidad, ya pasarán cuando puedan… y seguro que les adelantarás en el siguiente semáforo y se sentirán ridículos.

6 Ir por los carriles bici no es obligatorio. Pero sí recomendable, siempre que sean más seguros que la calzada y no tengamos que ir esquivando los peatones que desconocen estar invadiendo un carril bici.

7 Mucho ojo en las glorietas. Suelen ser un punto conflictivo, principalmente porque los vehículos a motor tienen la fea costumbre de tomarlas como les viene en gana y al abandonarlas nos llevan por delante. Hay que circular por ellas con decisión y señalizar con la mano cuando salgamos de ellas.

Via Ciclismo a fondo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s